Tres puntos para antes de ver una película de Polanski

He aquí el texto escrito para el blog de RollingStone por el estreno de El Escritor Fantasma, de Roman Polanski.

Tres puntos para antes de ver una película de Polanski

Por Arturo Aguilar
Roman Polanski (cuyo nombre de nacimiento es Rajmund Roman Liebling) es por méritos propios uno de los cineastas más complejos e interesantes aún en activo.

Más allá de ser el centro de una polémica mediática/legal en el último par de años por un proceso que ha revivido más veces que un zombie en una película de George Romero, Polanski es uno de los realizadores de visión más profunda y crítica en ciertas observaciones humanas y sociales que suelen ser recurrentes en su filmografía. Y con el estreno en México de su más reciente película, ‘El Escritor Fantasma’ (ganadora del Oso de Plata de la Berlinale de este año), surge una perfecta oportunidad para (re)acercarse a su cine y a esta nueva película.

Por ello queremos compartirles 3 puntos que (esperamos) ayuden a ver el cine de Polanski y no morir o desesperarse en el intento (y no dejarse llevar solamente por los encabezados de las secciones de espectáculos sobre este ‘oscuro’ personaje que perdió a su esposa embarazada a manos de Charles Manson en uno de los crímenes más infames del siglo pasado, quien fue acusado de aprovecharse de una menor, huyó de EU, perdió a su madre en un campo de concentración y hasta hace poco vivió arraigado en Suiza, sin olvidar que tiene una obsesión con la sexualidad como factor influyente en la vida de sus protagonistas).

1.- Uno de los temas centrales en sus películas es el enfrentamiento del hombre promedio con una realidad que se le revela súbitamente. Ya se trate de sectas (El Bebé de Rosemary, La Última Puerta ) o del poder de grupos, mafias y gobernantes (‘Chinatown’, ‘Frantic’, ‘Macbeth’, ‘La muerte y la Doncella’, ‘El Escritor fantasma’) la cuestión clave en todos estos escenarios es lo secreto que en un giro inesperado puede salir a la luz. Y que reta a estos personajes a enfrentar lo desconocido.

2.- El cine de Polanski es quizás uno de los que más apelan en el público a una empatía casi primitiva con sus personajes y tramas. Son las reacciones viscerales y naturales del ser humano las que busca retratar. Ya sean de carácter sexual (‘Luna Amarga’, ‘La muerte y la doncella’, ‘Repulsión’) que de índole emocional como la curiosidad o el miedo (‘La Última puerta’, ‘El Escritor Fantasma’, ‘El bebé de Rosemary’).

3.- Su filmografía funciona también como un minucioso ensayo histórico/sociológico. Ya sea por su experiencia personal de niño en un campo de concentración (‘El Pianista’) o como analista/testigo de lo que las sectas causan en el comportamiento colectivo e individual de las personas y los grupos (incluso previo a su traumática experiencia con la secta de Charles Manson que asesinara a Sharon Tate, su esposa) y que se puede notar en filmes como ‘La Última Puerta’ y ‘El bebé de Rosemary’. Incluso en una obra tan rica y compleja en interpretaciones y análisis como lo es su versión de ‘Macbeth’ de Shakespeare.

Con estos puntos en la mesa, puede ser mucho más placentero como experiencia fílmica sentarse y disfrutar la historia de ‘El Escritor Fantasma’ (aquellos que son contratados para escribir a nombre de alguien más un libro).

En este caso, la tarea es escribir la autobiografía de un ex primer ministro británico (Pierce Brosnan) y obviamente callar lo que se sepa, detrás de la cual se esconden secretos importantes que el protagonista (Ewan McGregor) no podía imaginar, y cuyo desenlace y proceso están llenos de incertidumbres, miedos, dudas, y un sin fin de emociones humanas y de necesarias reacciones. Además de funcionar como un retrato de la política de nuestros tiempos, de las acciones polémicas escondidas en discursos políticos y de las verdaderas razones y motivos detrás de estas. De lo que las noticias muestran y lo que se desconoce, de las verdades a medias y las mentiras difundidas. Por mucho, una cinta interesante y rica, cautivante y actual.

Una película que vale la pena ser vista, sin pensar demasiado que detrás está el polémico nombre de Roman Polanski, quien además de vivir en las páginas de espectáculos de la prensa nacional por motivos distintos a su trabajo, es un gran artista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: