¡NOS MUDAMOS!

Nos hemos mudado a www.arturoenelexilio.com. Pueden dar click en la imagen para ir al nuevo blog.

 

Anuncios

Cinefilia 101

¿Qué cine ver cuando se quiere ver cine? ¿Qué películas conocer o descubrir cuando se tiene una pasión por el cine como arte, como fenómeno social, como uno de los grandes medios artísticos de los últimos cien (y más) años o como creador de infinitas referencias de la cultura popular mundial del último siglo?

¿Qué películas son alimento básico de la cinefilia? ¿cuáles son los filmes que para el ejercicio de la crítica fílmica resultan referencias ineludibles y necesarias?

Como muchos, creo que estos son los mejores tiempos que la cinefilia ha podido vivir. Cantidades inimaginables de material cinematográfico al alcance, muchas veces, de unos cuantos clicks. Plataformas de consumo legal como Netflix o iTunes, la proliferación de tiendas especializadas con catálogos amplios y productos importados o de colección y la innegable existencia de miles de sitios con películas disponibles a través de archivos torrent que son compartidas directamente entre usuarios, hacen más fácil que nunca el poder conocer y ver cintas que 15 años atrás requerían la búsqueda insaciable de la edición en DVD de ciertos títulos en unos cuantos países, el constante monitoreo de las retrospectivas y programas especiales de foros, cinetecas y cineclubes, la obligada visita al Chopo o la aceptación de que ciertos filmes eran prácticamente imposibles de conseguir, y claro, eran todos esos que aparecían en casi cualquier lista de Las películas que hay que ver antes de morir.

En sus primeros años, mi cinefilia tuvo que ser alimentada por incontables visitas al Videocentro y a un videoclub Zafra (que en esa época contaba con un extraodinario catálogo de cine no-comercial), para después continuar en las salas de la Cineteca Nacional, la Filmoteca de la UNAM y hasta los tradicionales domingos de CineClub en la Casa del Lago en Chapultepec.

En aquellos preparatorianos y universitarios años, por cada película ‘nueva’ que veía en cartelera, me proponía ver algo ‘viejito’, a como fuera lugar y sin importar a donde tuviera que ir a buscarlo o verlo. Este era un ejercicio hecho varias veces a la semana.

Corte a…

Interior. Twitter. Present Day.

Miguel Cane (@AliasCane en twitter) es crítico de cine de Milenio. En las últimas semanas, Miguel ha tomado como proyecto casi personal el recomendarle alternativas interesantes para su formación cinematográfica a Andrés (@AndresOlasToro), joven estudiante que ha manifestado un entusiasta y sincero interés por querer llegar a ser crítico de cine.

No hay caminos, fórmulas o programas fáciles o comprobados para esta labor más que la curiosidad cinéfila y las ganas de ver cuanta película sea posible conseguir. Pero cuando se habla de la intención de sumergirse y profundizar en las propuestas del arte cinematográfico, la experiencia indica que no hay nada como ir a lo básico, a los verdaderos artistas que cambiaron o redefinieron la historia del cine, de cómo contar historias, de cómo presentarlas, cómo asomarse a sus personajes o cómo conectar con su público, cómo desarrollar una historia o cómo mejor contarla sin pensar en limitaciones de ningún tipo, y que para ello se necesita escapar de la asfixiante presión de la saturante cartelera actual que bien daría para mantener a cualquiera ocupado viendo sólo estrenos .

Cuenta la leyenda que en un intento desesperado de Miguel por hacer que Andrés pensara en algo más que en Harry Potter esta semana, le recomendó ver ‘¿Quién le teme a Virginia Wolf?’, obra mayor de Mike Nichols.

Consta en Twitter que Andrés disfrutó el descubrimiento. Pero a la mañana siguiente, ya andaba entreteniéndose pensando en la filmografía de Burton y calificando cual sería su última película valiosa.

Así, más o menos, dio inicio esta mañana una conversación que se convertiría en una apasionada, poco estructurada, libre y diversa lista de recomendaciones de 3 críticos de cine en activo respecto qué es lo que consideramos desde nuestros particulares puntos de vista y experiencia viendo películas como trabajo, los directores y títulos (esto último una aportación de Ernesto Diezmartinez – @diezmartinez) a los que ‘de haber sabido’, creemos hubiéramos tenido que salir corriendo a ver en los primeros años de nuestra formación cinéfila o de nuestra labor profesional.

La lista la hemos bautizado como Cinefilia101. Clase abierta de recomendaciones varias para interesados en ver buen cine.

A continuación, una breve recreación de cómo nació la lista; seguida de las aportaciones de cada uno de los participantes. Esperamos que la disfruten, y si es de su interés, que se den a la tarea de visitar tantos nombres o títulos como les sea posible. Si les gusta el cine, no se van a arrepentir.

– @AliasCane:

@aguilararturo @AndresOlasToro Ya le supliqué que vea cosas anteriores a 1970. Medio hace                            caso. Vio “Who’s Afraid of Virginia Woolf?”

 – @AguilarArturo:

@AliasCane hay que hacer el esfuerzo. No (siempre) Burton, ni Harry, ni Batmans. Mejor Wilder                         y Lubitsch.

@AliasCane:

¡ Truffaut y Resnais!

Quisiera estar ahí cuando @AndresOlasToro viera por primera vez “La Nuit Americaine”                                       (Truffaut).

– @AguilarArturo:

uuufff… la volví a ver hace como 3 meses. qué retrato de amor al cine.

… y así siguió todo ya echados a andar.

Miguel Cane (@AliasCane)

RENOIR y CRONENBERG!

¡Polanski y Wajda!

¡Y Visconti y Fellini! ¡y BERGMAN!

KUBRICK Y LANG Y DREYER Y STANLEY DONEN!!!

¡¡Y LINA WERTMULLER y LILIANA CAVANI y NAGISA OSHIMA!!! ¡¡¡Y BLAKE EDWARDS!!!

¡DAVID LEAN! Y DAVID LYNCH!!!!

¡¡JANE CAMPION Y GEORGE CUKOR!! (En MixUp “the women” a 40 pesos!)

¡¡Y ALMODÓVAR Y GARCÍA BERLANGA!!

¡¡¡Y TONY RICHARDSON Y KAREL REISZ!!!

¡Ken Russell y Joseph Losey!

“OZON! SCHÖNDLROFF! ARTHUR PENN! SCORSESE!!!”

¡ESPLENDOR EN LA HIERBA! Y BOB FOSSE! ¡BOB FOSSE!!!!

¡ DONALD CAMMELL! ¡NICOLAS ROEG! ¡SAMUEL FULLEEEER!

¡Y ALTMAN, M*A*S*H, Nashville!

JOHN WATERS y ERIC ROHMER y DORIS DORRIE!!!

Carlos Enrique Taboada, Jaime Humberto Hermosillo, Luis Alcoriza!!!!

WILLIAM WYLER Y JONATHAN GLAZER y LARS VON TRIER y FASSBINDEEEER!!!!

Y Terence Young! Y Robert Wise y Haneke!

Arturo (o sea, yo)

¡ Herzog y Hitchcock !

¡ Antonioni, De Sica y Rossellini !

¡¡ y KUROSAWA y TARKOVSKI !!

¡¡ KIAROSTAMI y CHAPLIN !!

¡¡ David Lean y Kieslowski !!

¡¡ Y BUÑUEL Y ALEJANDRO GALINDO !!

títulos: El Apartamento, Rashomon y Strangers on a train.

¡¡ KUBRICK !!

¡Majid Majidi!

títulos: El Dr. Mabuse (y El Testamento del Dr. Mabuse) y 2001, Odisea del Espacio.

títulos: In the mood for love y 2046.

¡¡ y WONG KAR WAI y ZHANG YIMOU !!

títulos: Taxi Driver y Stalker.

Ernesto DiezMartinez (@Diezmartinez), crítico de cine en Reforma, fue quien contribuyó con la idea de la serie Títulos.

Títulos: Los 400 Golpes y Mi Tío de América.

La Gran Ilusión y Scanners.

Patrulla Infernal, M, Ordet y Cantando Bajo la Lluvia.

La Naranja Mecánica.

Lawrence de Arabia y Una Historia Sencilla.

El Piano e Historia de Filadelfia.

Breve encuentro y El Aficionado.

Matador (cuendo llegue a los 21) y Bienvenido Mr. Marshall.

A Taste of Honey y La Amante del Teniente Francés.

Viridiana y Una Familia de Tantas.

Filme de Amor y de Anarquía, Portero de Noche, El Imperio de los Sentidos (cuando cumplas 21) y La Fiesta Inolvidable.

Ikiru y Solaris.

El Gatopardo, 8 1/2 y Fresas Silvestres.

Crónica de un Amor, Ladrón de Bicicletas y Viaje a Italia.

Los Demonios y El Sirviente.

El Bebé de Rosemary y Kanal.

Aguirre la Ira de Dios y Los 39 Escalones.

El Hombre Elefante

Haisrpay, La Inglesa y el Duque y Las Flores del Cerezo

Swimming Pool, El Tambor de Hojalata, Bonnie y Clyde y La Edad de la Inocencia.

Título de Altman: McCabe y Mrs. Miller

El Satánico Dr. No, Amor Sin Barreras y El Listón Blanco.

Adriana Fernández (@adriana99), también crítica de cine en Reforma, aportó algunos nombres más.

John Huston y Elia Kazan!

El Indio Fernández, Julio Bracho y nuestro Ed Wood: Juan Orol

2,197 días y contando… recordando un tsunami

… pero todo se andará. El progreso, como se reconocerá más tarde, es inevitable, fatal como la muerte. Y la vida. – Saramago

 

con Dim (Visser), en Koh Tao, Tailandia, unos días antes del tsunami.

con Dim (Visser), en Koh Tao, Tailandia, unos días antes del tsunami.

Tengo la teoría de que nuestro paso por este plano existencial y por este planeta es uno de los trabajos de guión más complejos que se pueden concebir. (y no. no creo que haya un ente o figura suprapoderosa, omnipresente y omnisapiente con un destino manifiesto para cada quién, escrito y preparado para que cada uno lo lea cual se le presenta sin la posibilidad de improvisar aquí o allá, cambiar pasajes, alterar sentidos y un largo etc.)

Para trabajar la complejidad de una vida en la estructura de un guión habría que considerar demasiadas cosas: la suma de una cantidad importante y elevada de variables externas + circunstancias, contextos y experiencias personales + cierta arbitrariedad (entre el azar y la suerte) sobre el ‘timing’, los momentos y los estados emocionales + un complejo marco social/cultural de asimilación e interpretación personal + vicios, traumas, gustos, preferencias.

Todo, claro, en una extraña simbiosis de constante mutación y reordenamiento.

Pero si algo me resulta cautivante de este gigantesco caldo de cultivo que es la naturaleza y la psicología humana, es la constante de los procesos.

Creo que somos la suma de infinidad de procesos y no una historia con un claro sentido de dirección y de identidad. Procesos de días, de semanas, de meses o años. Procesos que tienen que ver con aprendizajes, con autoconocimientos, con experiencias, con tristezas, con proyectos, con etapas, con edades, con parejas, con identificaciones, con prioridades en perpetuo reordenamiento.

Procesos que provocan que, según esta personal teoría, sigamos siempre cambiando, creciendo, definiéndonos, aprendiendo. Es posible minimizar estos procesos y permanecer lo más inmutables posibles -como si hubiéramos alcanzado finalmente la última versión de la actualización de nuestro software mental/emocional- pero creo no está en nuestra naturaleza.  Creo que nuestra naturaleza es un software en eterno estado Beta. Siempre ante la posibilidad de ser actualizado con más experiencia, información, recursos o influencias de terceros.

Con la llegada de un nuevo año según un particular calendario, muchos nos sumamos a una fantasía e ilusión colectiva de aprovechar los finales de ciclos para reiniciar, adaptar, cambiar o mejorar ciertos puntos de nuestra vida.  El mismo pretexto podríamos encontrar en febrero gracias al calendario chino o en abril en el nuevo año tailandés.

Pero como parte del imaginario colectivo que compartimos por cultura, educación, sociedad y un largo etcétera, estos Años Nuevo siguen siendo la ocasión en la que más se puede notar claramente nuestra relación con los procesos. Con las ideas de reinvención, con los aprendizajes adquirdos a través de buenos o malas experiencias y el sentido de re orientación de lo que no nos gusta cómo se va dando.

Solemos querer otorgarles temporalidad o caducidad a estos procesos. Que con el cambio de año se termine una tendecia determinada en una dinámica laboral o en una relación requiere más que el cambio de una fecha en el calendario. Y como se da en los procesos personales, son alteraciones paulatinas, en movimiento, mutantes a su propia velocidad. Un devenir; ser y dejar de ser.

Aplaudo y me gusta ver que amigos y desconocidos por igual buscan y encuentran en ciertas fechas y celebraciones (los años nuevo y los cumpleaños en especial brillan por su alto contenido de impulsos para ser puntos de partida o de un antes/después) estos momentos de reinvención necesaria. O atestiguar cuando uno de esos muchos procesos llega claramente a un fin o se cierra un ciclo. Los hay desde el natural duelo por fallecimientos o truenes hasta de aprendizajes personales y experiencias profundas o profesionales. De mediano y largo plazo. Algunos se empalman, se enciman.

En estos días, coincidiendo con la llegada de 2011, personalmente estoy cerrando un ciclo que llevó 6 años. Casi exactamente. Y no había caído en la cuenta de este momento hasta hace muy pocos días.

Hace 2,197días, en pleno Boxing Day de 2004 un terremoto en el lecho del Océano Índico provocó un tsunami de una fuerza destructora pocas veces vista. Costas en Indonesia, Malasia, Tailandia, Burma y Sri Lanka fueron arrasadas. Literalmente.

En esas fechas yo vivía en Tailandia, donde en resumen realizaba dos actividades: ser Divemaster en una isla de la costa oriental llamada Koh Tao y preparar con la Embajada de México en Tailandia una Muestra de Cine Mexicano en las principales universidades del país (programada para Marzo de 2005).

Sobra explicar que tras lo sucedido, y ante la magnitud del desastre (situación comparable con México tras el sismo del 85, o Haití y Chile en 2010), el proyecto de la Muestra fue cancelado.

Hasta esa mañana, en la que salí a bucear llevando a un par de alumnos y turistas a un arrecife cercano y conocido (aún recuerdo el nombre de los lugares a los que fuimos a bucear: Twins y Japanese Gardens), entre mis planes no estaba regresar pronto a México.

Poco tiempo le dedicaba a imaginarme en una circunstancia que no fuera la del momento: viviendo con mi novia en un bungalow a 60 mts de la playa, trabajando como buzo, colaborando con la Embajada para hacer algo sobre cine nacional, preocupado quizás solamente por si la moto que usábamos para transportarnos por la isla tenía gasolina o qué película o partido de futbol de la Premier League pasarían por la noche en los restaurantes cercanos donde cenábamos con los amigos.

Estando del otro lado de la delgada península que en esa parte es Tailandia (esto es, una hora en auto te lleva de costa a costa), quienes buceamos en Ko Tao jamás percibimos algún anormal en nuestra salida matutina.

La tradición en Buddha View (el nombre de la escuela de buceo) imponía que a la hora del almuerzo, la diversa comunidad internacional de divemasters que ahí trabajábamos viéramos la BBC como nuestra vía de contacto con el resto del mundo.  Si algo importante sucediera en cualquiera de nuestros países, nos enteraríamos viendo el noticiero de la BBC mientras comíamos.

La importante noticia de alguno de nuestros países nunca llegó. Afortunadamente.

Pero ese mediodía, en la BBC -al igual que en 2001 cuando había visto las torres gemelas derrumbarse en televisión y no creerlo- vimos como un fenómeno natural había destruido todo a su paso a tan sólo un par de horas de donde estábamos. Y donde eso había pasado, había gente que conocíamos. Gente con la que tomamos cursos o estudiamos, nos fuimos de fiesta o de buceo. Gente que nunca volvimos a ver o a saber de ella.

La escuela para la que trabajábamos tenía otra ‘sucursal’ en Ko Phi Phi –una de las islas más afectadas en Tailandia por el tsunami. Nada quedó de ese edificio de dos pisos completamente equipado. Nada que no fuera un montón de cascajo y deshechos no más altos que una mesa de comedor.

Lo supimos quienes un par de días después quisimos ayudar en algo a quienes literalmente lo habían perdido todo yendo a hacer labores de limpieza y apoyo en Ko Phi Phi. Las imágenes que recuerdo de esos días y esas horas no corresponden a nada que haya podido ver antes o después. El caos total, el olor a muerte y a destrucción.  Techos de casa flotando en el mar 20 kms. antes de llegar a la isla.  (por cierto, en pocos días se estrena Hereafter, la nueva película de Clint Eastwood, la cual abre con una impresionante secuencia del tsunami).

No nos llevó mucho tiempo (quizás un par de horas) darnos cuenta que en esas circunstancias, querer ayudar no es suficiente si no estás preparado para algo así.  Emocional, mental y profesionalmente.

Así, días antes de que 2004 acabara, regresamos en silencio durante las 8 horas que nos llevó volver a Koh Tao.

Y ahí inició otro proceso. Impuesto por circunstancias totalmente ajenas a mi control o decisión. Lo suficientemente fuerte para saber que se trataba de algo que no dejaba espacio u oportunidad para hacer algo al respecto.

Para los primeros días de 2005, en el ferry que diariamente llevaba más de 200 o 300 turistas u viajeros a la isla, no había más de una decena de personas. Y esto era temporada alta.

Las prioridades del país cambiaron. Las de la gente. Las de los que nos contrataban y pagaban. Y así, lentamente, comenzó el éxodo de nuestra delegación internacional.

Aún pasé mes y medio más en Tailandia, hasta mediados de febrero. Viajando por el norte del país algunas semanas y después permaneciendo en Bangkok las últimas antes de volver a México.

Justo en la esquina de Khaosan Road, la mítica calle principal del distrito backpacker en Bangkok, y Jakrapong Road, hay una estación de policía. Los 50 mts de largo o más de cada una de sus fachadas estaban tapizadas de mensajes en una infinidad de idiomas con fotografías e información de contacto sobre personas desaparecidas o que sus familiares o amigos querían encontrar.

6 años han pasado de eso. A la inicial sorpresa vino la resignación del necesario regreso a casa. Y ahí comenzó un proceso de intentos y oportunidades, de reinvención del camino entre lo que uno quiere y las circunstancias permiten. Una eterna negociación entre lo que se quiere y lo que se puede hacer. Factores, ambos, que cambian constantemente conforme cambiamos nosotros, lo que vivimos, lo que hacemos y quienes nos rodean.

El tsunami me mandó de regreso a México, y volví justo a tiempo para que en abril me hicieran una invitación profesional que me llevaría a vivir por el resto del año en Colombia como parte de un proyecto de Endemol (gracias al cual conocería a personas increíbles, como amigos y profesionales). Lo que a su vez me llevo a buscar y aprovechar una invitación posterior a trabajar en Argentina.

No estaba escrito, ni era mi destino. Se construyó mientras sucedía, aprovechando o desaprovechando oportunidades aquí o allá en lo personal o en lo profesional, sacrificando unas cosas por otras. A la familia y los amigos por mis necesarias aventuras de descubrimiento de otros lugares o mi constante curiosidad e interés por conocer más, por intentar o por no dejar pasar oportunidades que en el momento me parecían atractivas.

La distancia y el tiempo también pasaron su precio. Siempre se sacrifica y se pierden cosas por intentar otras. Es un constante juego de equilibrio en el que por buena parte sólo tuve a bien ver el lado de mis experiencias muy personales y no de las colectivas, de las que haces con amigos, parejas o con la familia. De las que vas construyendo con el paso de meses o anécdotas.

Por eso me identifico en exceso con los personajes de películas como Up in the air, Into the Wild, 2046, 127 Hours. Esos con quienes comparto el sentimiento de la soledad que es enormemente disfrutable (de la que se aprende de uno y con uno, por las buenas Y por las malas). Apartado de todo, alguna vez con nada más que una mochila en la espalda por meses, en lugares desconocidos.

Muchas decisiones han sido tomadas desde entonces. Renuncias, cambios de trabajo, de domicilio, de ciudad, oportunidades, relaciones, desencuentros. En algunas de ellas uno tenía más factores a considerar para tomar la decisión, en otras las circunstancias limitaban las opciones de acción.

Y todas han sido parte de algún proceso o de varios procesos más. Algunos más largos que estos últimos 6 años, otros de apenas meses o semanas, de índole personal o profesional, de cuestión reflexiva, lúdica o emocional.

Hoy despierto con el sentimiento de que ese particular ciclo que empezó hace 6 años, hace casi 2,200 días se está cerrando. No de la noche a la mañana, pero está por cumplir su parte y dar paso y espacio a otros que llevan rato, otros que inician o que estarán por hacerlo.

Estos más de dos mil doscientos días me han dejado mucho, me hna llevado a un lugar en el que quería estar. Un lugar, mejor dicho, en el que yo decidí estar e hice lo que me correspondía para que así fuera.

No quiero que se entienda como que ya llegué a ‘alguna parte’ o ya encontrè ‘respuestas de vida’. No lo creo. Este es sólo otro punto en el camino. Digamos que es un puesto de rehidratación en pleno maratón. Siguen apareciendo diariamente nuevas ideas, proyectos, planes, curiosidades y sentimientos.

Lo cual significa que todo seguirá moviéndose, mutando, cambiando, creciendo. En mi y alrededor mío (espero, en la gente que me rodea… haré mi parte para estar rodeado de gente en constante cambio también).

Y eso, me provoca una profunda y personal alegría.

2010, en pocas palabras.

 

2010, el año en que un hueco se creó ante la ausencia de Saramago, Monsiváis y Dehesa.

2010, el año de Aguirre y su triángulo amoroso con el ‘Guille’ y el ‘Bofo’. El trauma a Memo Ochoa y Guardado, y la Chicharomanía.

2010, el año en que Garcia Luna se merecía una nominación al Ariel a las Mejores Ficciones. (mínimo en guión o como falsos documentales)

2010, el año del caso #Paulette

2010, el año que muchos, por fin, le dejaron de rezar a Maciel.

2010, el año de Wikileaks y Julian Assange.

2010, el año de British Petroleum.

2010, el año del súper concierto-baile de Phoenix en solitario en el Vive Cuervo y el viaje de Massive Attack en el auditorio.

2010, el año de las embajadoras de la InCultura Tuitera: Alicia Machado, Pau Rubio, Anahi y cia.

2010, año en que las distribuidoras de cine se siguen burlando de nosotros con las traducciones de títulos. #yespérensequeahívieneSomewhere

2010, año de Iniciativa México, sus comerciales aspiracionales con Aguirre y Salma (wtf!) y el reality en que se convirtió una buena idea.

2010, el año que cierro viendo los 35 cortos de ‘Chacun son Cinema’ por los 60 años del Festival de Cannes http://twitpic.com/3lqk4k

2010, el año que ni @CinepolisOnline ni WarnerBros nos dijeron porqué realmente no estrenaron Inception a tiempo. #IKnowWhatYouDidLastSummer

2010, el año que mataron y liberaron al Jefe Diego cada semana hasta que le atinaron a alguna de las posibles opciones.

2010, el año en que mi papá cumplió 60, y frente a sus amigos y familia, pude decirle en voz alta lo que ha significado en mi vida.

2010, el año que alguien me dijo me parezco a Gerard Butler… pero sospecho ya se le había subido el vino.

2010, el año en que como público mexicano nos salíamos de filmes como Año Bisiesto, pero nos encantó algo como Te presento a Laura. 😦

2010, el año del reencuentro con quienes son mucho más que amigos. Los que son mi familia por elección: @mariagiuseppina @EduMSA @saltraven

2010, el año que González Iñárritu perdió el último contacto con el suelo y se comparó con Buñuel. Luego dijo fue chiste. Mal Humorista.

2010, el año que Televisa y TvAzteca se intercambian la basura descaradamente: Laura Bozzo.

2010, el año que hice equipo con dos mujeres admirables para salir adelante juntos de momentos complicados: mis hermanas Rocío y Abril.

2010, año en que Ponchito hizo gira hasta por @Canal22. (sí, mismo canal que se aventó una muy ‘singular’ cobertura de olímpicos invernales)

2010, el año en que se cierra un ciclo que empezó hace 6 años, cuando el tsunami pegó sobre Asia y mis planes cambiaron. Regresé a México.

2010, el año de los terremotos en las noticias, la desconfianza mediática (dos vías), los balazos en las calles y los mineros atrapados.

2010, el año en que dejé de poner un mundo de distancia (física y/o emocional) entre mis amigos y yo, mi familia y yo…. #ahílallevo

2010, año de #Upintheair, #TheGhostWriter, #LookingforEric, #TheSocialNetwork, #Inception, #Hunger, #ASeriousMan, #UnProfeta, #ScottPilgrim.

2010, el año en que empecé a escribir para Rolling Stone (… y con un texto MUY personal: La muerte de un faro y una biblioteca) #Dehesa

2010, el año en el que un Doctor le había diagnosticado poco tiempo de vida a mi mamá… y se equivocó.

2010, el año en que reviví mi blog (aunque últimamente lo tengo abandonado… prometo ponerme a mano en días)

2010, el año de entrevistas/especiales que disfruté MUCHO hacer: TedxDF, PaseUsted, Trueba, Gilliam, Dörrie, Ralston, #Visaalparaíso, Guzik.

2010, el año del Coloso de Colosio, de las celebraciones BiCentenarias y de un montón de otras exageraciones, absurdeces y despilfarros.

2010, el año en que mi huella de carbono fue significativamente reducida gracias a la Rata Eléctrica (moto) y el Sr. Esmít (bici).

2010, el año que no me cambié ni de casa, ni de ciudad, ni de país, ni de trabajos (¡¡#pinche milagro!! … no pasaba desde 2002)

2010, el año que conocí a extraordinarias personas e hice grandes amigos gracias al trabajo (Google Press Sumit-Campus Party-FICG-FICM, RS)

2010, el año en que en twitter encontré una interesante y diversa cofradía de colegas y cinéfilos con quienes se puede no estar de acuerdo.

2010, el año que conocí a los #twitterrunners

2010, el año que Lost terminó.

 

Personalísimo Top 20 Cine en México 2010

Llega el fin de año y es hora de hacer lo propio y publicar la lista de las que a mi parecer fueron las 20 películas del año.

El único criterio utilizado fue que las películas hubieran estrenado comercialmente (en al menos una sala, durante al menos una semana) durante el presente año.

Sin más que agregar, se las dejo para que la compartan, comenten, critiquen, ataquen o hagan de ella lo que mejor les parezca (se recomienda usarla a la hora de pensar en rentar algo en estos días de descanso y tardes frías).

 

1.- Amor sin escalas (Up in the air)

Dir. Jason Reitman

Con  George Clooney, Vera Farmiga, Anna Kendrick

Modernidad emocional en un retrato sobre las relaciones actuales y las oportunidades de reinvención personal cuando se puede creer es demasiado tarde. Y a veces lo es para ciertas oportunidades. Ensayo sobre la soledad y las filosofías personales, sobre el estado emocional de una sociedad en constante estado de apuro y de distanciamiento individual. En lo personal y lo profesional. En la vida sentimental y en la de oficina.

Acá mi videoreseña en Reporte Índigo http://www.reporteindigo.com/edicion/piensa-163-condon-digital?coreTema=8268

 

2.- Año Bisiesto

Dir. Michael Rowe

Con Mónica del Carmen y Gustavo Sánchez Parra

Atrevida, honesta, agresiva emocionalmente. de una notable manufactura. Radiografía sin inhibiciones de la soledad, las patologías mitómanas y las transgresiones sociales más allá de los sexual. Una auténtica joya.

Acá la crítica en Rolling Stone México. http://www.rollingstone.com.mx/blogs/blog-arturo-aguilar/

 

3.- Red Social (Social Network)

Dir. David Fincher

Con Jesse Eisenberg, Rooney Mara, Bryan Barter, Justin Timberlake.

Retrato moderno sobre la generación digital y lo que son capaces de hacer por llevar sus proyectos al final. El reacomodo de los paradigmas morales y éticos para una generación poco propensa ya al automático o maniqueo ejercicio de emplear jucios de valor previo a tomar decisiones. Sobria, inteligente, deja bastante para una charla post cine.

Videoreseña: http://www.reporteindigo.com/lodehoy/movieone-el-mundo-segun-facebook

 

4.- Buscando a Eric (Looking for Eric)

Dir. Ken Loach

Con Steve Evets, Eric Cantona, Gerard Kearns

Obra de reflexión y profundidad psicológica y emocional. Entre el realismo mágico y el realismo social del cine británico. Una rica cinta sobre recuperar el control de nuestro entorno personal.

Crítica en Rolling Stone México: http://www.rollingstone.com.mx/blogs/cuando-cantona-se-convirto-en-yoda/

 

5.- El Origen (Inception)

Dir. Christopher Nolan

Con Leonardo DiCaprio, Ellen Page, Joseph Gordon-Levitt, Ken Watanabe.

Confirmación (como si faltara) de que Nolan es el nuevo Rey Midas de Hollywood. Grandilocuente y util forma (técnica y visualmente) mezclada con un cautivante fondo que deja al público queriendo verla de nuevo.

Reseña y comentario sobre Nolan y El Origen http://www.reporteindigo.com/edicion/piensa-187-galope-que-sana?coreTema=13319 (incluye entrevista exclusiva con Christopher Nolan)

 

6.- Hambre (Hunger)

Dir. Steve McQueen

Con Michael Fassbender, Stuart Graham.

Lacerante y emocionalmente agresivo filme de Steve McQueen sobre la huelga de hambre realizada en 1981 por Bobby Sands, miembro del IRA y preso politico. Un crudo y artístico retrato alejado de grandilocuentes tragedias o de sentimientos de sacrificio social, sino centrado en la complejidad humana-social-histórica-psicológica detrás de un caso que sacudió la historia de Irlanda del Norte hace casi 3 décadas.

 

7.- Un Hombre Serio (A serious man)

Dir. Ethan y Joel Coen

Con  Michael Stuhlbarg, Richard Kind, Fred Melamed.

En tono de comedia negra, los hermanos Coen han realizado su cinta más profunda e incisiva. Una mirada ácida sobre la fe y las respuestas de la religión a preguntas filosóficas que la realidad parece no querer dejar responder a un hombre que sólo quiere ser bueno.

Videoreseña: http://www.reporteindigo.com/lodehoy/eres-buena-persona

 

8.- Un Profeta (Un Prophete)

Dir. Jacques Audiard

Con Tahar Rahim, Niels Arestrup, Adel Bencherif,

Intensa, cruda, desgarradora y realista cinta sobre el abismo que una carcel francesa puede ser como antítesis de la idea de un centro de reformación o readaptación. Atrevida como pocas, un tour de force emocional para el espectador.

 

9.- El Escritor Fantasma (The Ghost Writer)

Dir. Roman Polanski

Con Ewan McGregor, Pierce Brosnan.

Escritor es contratado para hacerse cargo de realizar las memorias de un ex primer ministro británico. Enfrentado a una realidad que lo rebasa y a un mundo de secretos, la trama de este hombre se transforma en las manos de Polanski en un interesante thriller, sobriamente narrado, inteligente, realista, provocador hacia un espectador que innevitablemente encuentra empatía en el personaje principal y en su singular desenlace.

Crítica en Rolling Stone México: http://www.rollingstone.com.mx/blogs/tres-puntos-para-antes-de-ver-una-pelicula-de-polanski/

 

10.- El Secreto de sus Ojos

Dir. Juan José Campanella

Con Ricardo Darín, Soledad Villamil, Guillermo Francella.

Ejemplo de notable dominio del oficio y lenguaje cinematografico por parte de Juan José Campanella. Hay secuencias y escenas extraordinarias. Si no fuera suficiente, se envuelve en una interesante historia de amor con thriller policiaco y retrato histórico incluidos.

 

11.- Los Últimos Héroes de la Península

Dir. Juan Manuel Cravioto

Rico documental sobre la vida, recuerdo y fama de los 5 boxeadores yucatecos que durante un mismo tiempo fueron campeones del mundo. Inteligente filme sobre la fama deportiva, el olvido y la memoria colectiva que se crea sobre esos héroes del ayer.

 

12.- Scott Pilgrim vs los ex de la chica de sus sueños (Scott Pilgrim vs The World)

Dir. Edgar Wright

Con Michael Cera, Alison Pill, Mark Weber, Kieran Culkin, Mary Elizabeth Winstead.

Basado en la novela gráfica del mismo nombre, Scott Pilgrim es una divertida cinta en tono de videojuego y comedia pre-digital (los chistes y guiños a referencias fílmicas, televisivas y de cultura pop de finales del siglo XX son muy disfrutables), con un muy original uso de la narrativa visual. Independientemente de empatías generacionales hacia los videojuegos, se trata de una herramienta visual interesante y bien utilizada, con diálogos entretenidos y una trama naturalmente construída, sobre los devenires amorosos juveniles.

 

13.- Donde Viven los Monstrous (Where the wild things are)

Dir. Spike Jonze

Con Max Records, Ryan Corr, Catherine Keener.

Imaginería mágica de Spike Jonze para dar forma a los miedos, pesadillas y fantasmas internos del niño que todos aún llevamos dentro. Confrontación directa e inteligente sobre muchos temas humanos.

Videocrítica en Reporte Índigo: http://www.reporteindigo.com/edicion/piensa-161-como-sobrevivir-al-2010-y-no-morir-en-el-intento?coreTema=8057

 

14.- Operación Delfin (The Cove)

Dir. Louie Psihoyos

Imaginen que Misión Imposible se convierte en un documental sobre una escondida caleta en Japón donde matan delfines y se deciden a exponer el hecho. Sumen intriga internacional, cabildeos politicos y mercantiles, intereses creados y cuestiones culturales para aderezar una molotov fílmica.

Un singular grupo de especialistas en cine, investigación, buceo, medio ambiente y cine de guerrilla se unen para evidenciar uno de los más crueles actos humanos posibles en la actualidad. Una película directa, valiente y necesaria para buscar parar una injusticia mundial, de la que todos saben, pero contra la que nadie puede hacer nada.

Videocrítica en Índigo: http://www.reporteindigo.com/edicion/piensa-164?coreTema=8459

 

15.- Los hombres que no amaban las mujeres (Män som hatar kvinnor/The Girl With the Dragon Tatoo)

Dir. Niels Arden Oplev

Con Michael Nyqvist, Noomi Rapace.

Tarde pero llegó la saga Millenium a México. Un crudo retrato sobre la sociedad actual, en el que política, periodismo y modernidad digital y social se reunen en un thriller policiaco.

Además de dinámica y siempre en constante avance, esta cinta permite una profunda reflexión sobre el lado oscuro de las sociedades primer mundistas (de la compleja realidad social Sueca), de sus integrantes, sus monstruos y los peligros latentes dentro de un estado que a primera vista (y desde lejos) podría parecer idílica o envidiable. Y en lo oscuro, resulta que vaya que tienen algo muy oscuro en sus raíces y a puertas cerradas.

Perderá gran parte de su sentido y profundidad una vez se adapte a un trasfondo estadounidense como se ha anunciado se hará en los sigs. años por parte de Hollywood.

 

16.- La Isla Siniestra (Shutter Island)

Dir. Martin Scorsese

Con Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo, Ben Kingsley, Max Von Sydow.

Thriller de impecable manufactura. Lejos de ser una de las mejores obras de Scorsese, logra sin embargo mostrar su enorme calidad una vez se le ve por segunda o tercera ocasión. Cine de entretenimiento de enorme calidad.

Elegante, sobria, pausada en su ritmo y desarrollo, se trata de un thriller construído al estilo del cine clásico, sobre la locura y las interpretaciones.

 

17.- El Infierno

Dir. Luis Estrada

Con Damián Alcazar, Joaquín Cosío, Ernesto Gomez Cruz, Jorge Zárate.

Radiografía en sátira (la tercera parte de una saga sobre la idiosincrasia mexicana) ahora con la mirada puesta en la realidad de violencia, narco y corrupción. Profunda, a la vez que amplia, en su retrato de las razones y relaciones que conforman una realidad social compleja HOY HOY HOY, ajena a juicios de valor y provocadora de una necesaria reflexión colectiva (para muchos, de temática ya muy vista; pero para muchos más- viendo la foto entera de nuestro país-, un preciso llamado de atención urgente).

Videoreseña: http://www.reporteindigo.com/lodehoy/movieone-el-cine-que-mexico-necesita

(Especial Cine Mexicano con entrevistas Luis Estrada, Ernesto Gomez Cruz y Jorge Zárate) http://www.reporteindigo.com/edicion/piensa-193-transformando-mexico-con-ideas?coreTema=14243

 

18.- Atracción Peligrosa (The Town)

Dir. Ben Affleck

Con Ben Affleck, Rebecca Hall, Jon Hamm, Jeremy Renner, Blake Lively.

Thriller policíaco de gato y ratón sobre un criminal enfrentado a la posibilidad de un reinicio, de una reinvención personal cuyas circunstancias parecen imposibilitarle el camino a una verdadera redención.

Una agradable sorpresa por parte de Affleck como director, quien lleva de modo adecuado, intenso y dinámico una historia de violencia, secretos, romance y chicos malos que quieren seguir viviendo al margen de la ley, básicamente porque no conocen otra forma de ser.

Videoreseña: http://www.reporteindigo.com/lodehoy/movieone-entre-cristales-y-chicos-malos

 

19.- Rabia

Dir. Sebastián Cordero

Con Gustavo Sánchez Parra, Martina García, Iciar Bollaín.

Intenso retrato humano, introspectivo, sobre los abusos y los miedos. Sobre la violencia no sólo física, sino emocional y psicológica que se va construyendo alrededor de un hombre empujado a un proceso casi kafkiano de reinvención en búsqueda del amor y frente a los miedos sociales de la actualidad como la migración y el maltrato.

Videoreseña, comentario desde el Festival Internacional de Cine en Guadalajara y entrevistas:

http://www.reporteindigo.com/lodehoy/el-ficg25-se-pone-violento

http://www.reporteindigo.com/lodehoy/movieone-un-cine-rico-y-diferente

 

20.- El día del juicio final (Unthinkable)

Dir. Gregor Jordan

Con Michael Sheen, Samuel L. Jackson y Carrie-Anne Moss

Atrevido retrato sobre los límites (o los no límites) de la violencia para contrarrestar la propia violencia. Un circulo vicioso de argumentos llevados literal al extremo (y en este encuentra su mayor atractivo esta película, cosa que no se ve todos los días) sobre lo necesario para que las partes de un conflicto logren lo que buscan. Escenario radical sobre el terrorismo, donde es imposible señalar quién es el terrorista y quiénes las víctimas.

Crítica en Rolling Stone México: http://www.rollingstone.com.mx/blogs/los-extremos-de-la-violencia/

Los estertores del año

Nunca he sido gran “fan” de la navidad. La he disfrutado pero sin ser una época que me cause algo especial interiormente.

Suelo relacionarla con una temporada para hacer examen de conciencia y sacar el saldo del año. Fuera de eso, me resulta, por decir lo menos, totalmente intravenosa.

En esta ruta que será corta porque hace frío y porque para iniciar diciembre ya llego cansado, prefiero adelantar el saldo del 2008: Estuvo de la chingada (hay eventos y situaciones que para toda práctica siento que pertenecerán al 2009 aunque hayan iniciado en estas últimas semanas. lo único que hace al 2008 tolerable en su recta final).

Lo inicié emocionado e ilusionado, con un gran trabajo y una casa increíble. Hasta existía en mi iPod un ridículo playlist titulado Merry Little 2008, llena de canciones que me ponían de buenas.

En el transcurso del mismo, perdí un gran amigo, una casa, una relación, me cambié de ciudad y me he lastimado la pierna suficientes veces como para poder considerar que quizás esta lesión muscular me haga dejar de correr… uno de esos pocos placeres que me quedaban tras tanto duelo y tristeza.

En fin. Ni la vida se acaba ni se detiene el mundo. Las cosas no son tampoco tan malas. mi trabajo lo disfruto totalmente y los amigos que he encontrado ahí han sido una gran ayuda, sumados a los de siempre, los incondicionales.
Estamos en proceso para estar mejor… poco a poco.

Por hoy, con la navidad aterrizando cual platillo invasor sobre tierras regiomontanas (lo cual hace como plaga biblica llenando de espiritu navideño gringo los corazones y jardines y casas y negocios de los regios) el saldo está hecho.

Un anuncio incómodo


Durante el último par de años, la mediáticamente explotada conciencia en torno a la crisis ambiental y el cambio climático ha saturado al cine, la televisión y la prensa de documentales, programas, reportajes, fotografías y ensayos que de un modo u otro tratan de sumarse o ayudar en ese supuesto esfuerzo colectivo por cambiar las cosas y detener el deterioro que día a día provocamos en nuestro planeta. Al respecto ha habido de todo.

Desde lo francamente poco relevante a nivel social como los “comerciales” de “Televisa verde” hasta la didáctica llamada de atención, con presentación de powerpoint incluída, de Al Gore en Una verdad incómoda, sin olvidar otras opciones como la serie The Future, epílogo en tres partes de la reconocida Planeta Tierra de la BBC y Discovery Channel.

Subidos en la fiebre del rescate de nuestro planeta y del calentamiento global, hasta Leonardo DiCaprio le entró a la moda de aprovechar fama y figura para promover y lanzar un documental sobre la escasez de agua en The 11th hour.

Hace una semana, El País Semanal publicó como artículo de portada 50 recomendaciones prácticas, sencillas y viables que desde la participación del ciudadano pueden comenzar a hacer una diferencia respecto al tan mencionado problema climático de nuestro planeta. Pueden consultarlo aquí. El reportaje es sin duda interesante y valioso, sin ser nada que no se haya hecho antes.

Pero lo que realmente llamó mi atención fue la campaña publicitaria que EPS y Digital+ en colaboración con Greenpeace, lanzó al mismo tiempo en canales de televisión ibéricos, titulada Un anuncio incómodo. El concepto fue el siguiente: invitar a 8 de las agencias publicitarias más importantes de España para quie resalizaran cada una, un spot sobre como se imaginaban las cosas 20 años después.

El resultado es divertido, lleno de inteligencia y originalidad, una invitación directa a la reflexión real y hasta una joya publicitaria que bien valdría la pena copiar (si de todos modos nos la vivimos copiando formatos e ideas televisivas extranjeras). ¿A quién se le hubiera ocurrido jugar con la idea de que a este paso Madrid podría llegar a ser una ciudad junto al mar? ¿O que los flujos migratorios de la gente puedan cambiar tan drásticamente? ¿O que los mejores vinos del mundo pronto serán de Noruega y no de Francia o Chile?

Este es el artículo 2027, ¿Qué pasaría? que publicó EPS respecto al concepto y la campaña. Vean también la galería de carteles que se realizaron para la misma.

A continuación cuatro de esos cortes publicitarios: La Tierra se cura, Todo puede cambiar, Informe Secarral y Al Gore Fragancia.
Que los disfruten…

LA TIERRA SE CURA

TODO PUEDE CAMBIAR

INFORME SECARRAL

FRAGANCIA AL GORE

A %d blogueros les gusta esto: