Un anuncio incómodo


Durante el último par de años, la mediáticamente explotada conciencia en torno a la crisis ambiental y el cambio climático ha saturado al cine, la televisión y la prensa de documentales, programas, reportajes, fotografías y ensayos que de un modo u otro tratan de sumarse o ayudar en ese supuesto esfuerzo colectivo por cambiar las cosas y detener el deterioro que día a día provocamos en nuestro planeta. Al respecto ha habido de todo.

Desde lo francamente poco relevante a nivel social como los “comerciales” de “Televisa verde” hasta la didáctica llamada de atención, con presentación de powerpoint incluída, de Al Gore en Una verdad incómoda, sin olvidar otras opciones como la serie The Future, epílogo en tres partes de la reconocida Planeta Tierra de la BBC y Discovery Channel.

Subidos en la fiebre del rescate de nuestro planeta y del calentamiento global, hasta Leonardo DiCaprio le entró a la moda de aprovechar fama y figura para promover y lanzar un documental sobre la escasez de agua en The 11th hour.

Hace una semana, El País Semanal publicó como artículo de portada 50 recomendaciones prácticas, sencillas y viables que desde la participación del ciudadano pueden comenzar a hacer una diferencia respecto al tan mencionado problema climático de nuestro planeta. Pueden consultarlo aquí. El reportaje es sin duda interesante y valioso, sin ser nada que no se haya hecho antes.

Pero lo que realmente llamó mi atención fue la campaña publicitaria que EPS y Digital+ en colaboración con Greenpeace, lanzó al mismo tiempo en canales de televisión ibéricos, titulada Un anuncio incómodo. El concepto fue el siguiente: invitar a 8 de las agencias publicitarias más importantes de España para quie resalizaran cada una, un spot sobre como se imaginaban las cosas 20 años después.

El resultado es divertido, lleno de inteligencia y originalidad, una invitación directa a la reflexión real y hasta una joya publicitaria que bien valdría la pena copiar (si de todos modos nos la vivimos copiando formatos e ideas televisivas extranjeras). ¿A quién se le hubiera ocurrido jugar con la idea de que a este paso Madrid podría llegar a ser una ciudad junto al mar? ¿O que los flujos migratorios de la gente puedan cambiar tan drásticamente? ¿O que los mejores vinos del mundo pronto serán de Noruega y no de Francia o Chile?

Este es el artículo 2027, ¿Qué pasaría? que publicó EPS respecto al concepto y la campaña. Vean también la galería de carteles que se realizaron para la misma.

A continuación cuatro de esos cortes publicitarios: La Tierra se cura, Todo puede cambiar, Informe Secarral y Al Gore Fragancia.
Que los disfruten…

LA TIERRA SE CURA

TODO PUEDE CAMBIAR

INFORME SECARRAL

FRAGANCIA AL GORE

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: